Tithe or Seed Online Visit with people across the planet as they share their experience of living the Spiritual Principles of Abundance and Prosperity
Das tu diezmo como un deber espiritual, de la misma forma como respiras. Cuando das sin buscar recompensa estas dando abiertamente. El dar es recompensado en secreto. La recompensa secreta puede llegar como un destello de conciencia hacia el corazón de Dios.
— John-Roger, DSS

Diezmar es una ley espiritual dada por Dios a la humanidad para ayudar a la gente a encontrar abundancia, plenitud y gratitud en sus vidas cotidianas. La ley del diezmo es dar el 10 porciento de todos tus ingresos a Dios. Estando Dios representado en el nivel físico por la fuente de tus enseñanzas espirituales, frecuentemente es la iglesia, mezquita, sinagoga o maestro espiritual que tengas. Cuando una persona diezma, el universo que trabaja bajo la ley espiritual del diezmo dice: “Si tienes todo esto para dar entonces estas abierto para recibir más”.

Cuando la humanidad cumple con su parte del convenio con Dios dando su 10 porciento, entonces Dios cumple con su parte bendiciéndonos continuamente. Asi que, tal vez quieras cerciorarte por ti mismo y con una actitud gozosa decir: “Señor, estoy abierto a recibir cualquier cosa que sea con lo que me quieras bendecir.” Y descubrir por ti mismo las bendiciones de cumplir con el convenio con Dios.