Tithe or Seed Online Visit with people across the planet as they share their experience of living the Spiritual Principles of Abundance and Prosperity
Al dar como respuesta de lo que has obtenido a tu Fuente Espiritual, la actitud de “¿y yo, y a mi cuando?” desaparece.
— John-Roger, DSS

Q:¿Puede decirle a mi cónyuge sobre mi siembra si es que estamos compartiendo el mismo tipo de visión?

Sugiero que no le digas a nadie. He escuchado a mucha gente decir, "Mi esposo y yo, o mi esposa y yo, compartimos todo." Y luego proceden a compartir el divorcio. Ya que Dios es tu socio en la siembra - no yo, no el MSIA, sino Dios - mantenlo entre tú y Dios.

Yo no le digo a nadie nada hasta haber recibido aquello por lo que sembré. Y cuando está hecho, digo, "Esto es lo que hemos hecho." No hay manera de que alguien le ponga negatividad, lo interrumpa físicamente, o lo eche a perder, porque ya está hecho. Yo siembro todo el tiempo. Tengo muchas siembras por ahí, pero también no tengo más de lo que puedo manejar.

Recuerda, no es este cuerpo, ni es tu cuerpo, el que nos recompensa. Eres tú y Dios y que tanto contacto tengas con Dios, donde los ejercicios espirituales son en verdad importantes. También es importante la fe de ver lo que quieres llegando a tu vida, viéndote recibirlo y sabiendo que lo vas a recibir. Si lo dudas, la duda entra en la semilla, y puede ser que empieces a recibir cosas negativas. Así que por esta razón te digo, que no le cuentes a nadie.

Q:Mi esposa y yo tenemos un negocio en sociedad, donde trabajamos juntos, y queremos sembrar juntos por el negocio, porque hacemos todo juntos para el negocio. ¿Es esta una situación diferente?

No, no lo es. Ambos pueden sembrar para el negocio, pero no se digan los detalles de lo que siembran. Si ambos dicen, "Pues, sembremos por salud, riqueza, felicidad, abundancia, y más negocio," pueden meditar en eso individualmente. Luego envían el dinero de su siembra por separado. Si tu cónyuge te dice, "¿Qué pusiste en la siembra?" puedes decir, "Querida, cuando se presente, te lo enseño." Ves, es entre tú y Dios, no entre tú y tu socio de aquí y Dios. Cuando siembras, Dios es tu único socio.

Q:¿Cuál es una buena manera de sembrar para un aumento en mi salario?

Si quieres un aumento de mil dólares, escríbelo en una pieza de papel, y en la mañana cuando despiertes, di, "Estoy recibiendo un aumento en mi salario de mil dólares, y Dios es mi socio en esto." Entra en el sentimiento de eso, la sensación de eso, y luego lo sueltas. Puedes hacer esto por dos días o más. Y luego cuando lo tengas claramente dentro de tí, sólo lo dejas ir. En ese punto, está en las manos de la Divinidad. Y cuando lo dejas ir, dices, "Dios, está en tus manos. Si lo recibo, tú lo envías. Si no, esa siembra es tuya."

Conozco a una persona que hizo eso y fué despedida. Luego fué a otra compañía y fué contratada en el mismo tipo de posición con un salario mayor y mejores condiciones de trabajo. También encontró a la mujer con la que eventualmente se casó.

Q:Quiero atraer mucho dinero, pero no tengo mucho. ¿Qué debería hacer?

Si quieres un millón de dólares y siembras diez dólares para ello, es poco práctico hacerlo de esa manera. Tal vez no tengas el poder suficiente para atraer el millón de dólares. Una guía es que hay un incremento de diez veces a cien veces en lo que siembras. Así que comienza desde donde estás, sin importar que tan pequeño sea, y avanza desde allí.

Q:¿Si es una meta muy grande, debo sembrar por la meta o por cada uno de los pasos para alcanzar la meta?

Porque pedir una hogaza de pan si puedes pedir todo el supermercado. Una hogaza de pan tiene muchas rebanadas.

Q:¿Cómo siembro por cosas que no son materiales, que no tienen precio?

Digamos que estás sembrando por una relación mejor. Le digo a la gente que hagan una escena ideal de como sería esa mejor relación. Después cierren sus ojos y vayan adentro y se pregunten, "¿Cuánto vale esto para mí?" Y dentro de tí, de manera espontanea te aparece una cantidad. Ahora tienes una cantidad en valor. Luego te preguntas, "¿Cuánto necesito sembrar para hacer que mi escena ideal aparezca?" Dentro de tí, te llegará otra cantidad. Y siembras esa cantidad por el valor de una relación mejor.

Q:¿Qué pasa si siembro por algo, como una relación que no es para mis fines más altos?

No llegará. Pero después de cierto período de tiempo (como unas tres o seis semanas), si nada pasa, dices, "Gracias, Dios, por la relación contigo," porque tal vez esa es la relación de la que se trataba. Dios dice, "No quiero que tengas a nadie más. Quiero que me tengas a mí." Yo me conformaba con eso. No hay duda, porque Dios es todas las cosas, incluyendo las no-cosas.

Q:¿Por cuantas cosas puedo sembrar?

Puedes sembrar por tantas como puedas manejar en tu conciencia. Y siembras por separado por cada cosa. Por ejemplo, si quieres venir a la conferencia del MSIA en julio, ir a Jamaica un mes después, y un mes después de eso ir al norte de Illinois, siembras por las tres cosas por separado. No las pongas juntas como una siembra porque si una no ocurre, bloquea a las demás. Así que siembras por ellas como cosas separadas.

Q:Si Dios es mi socio, ¿puedo nada más sembrar y que él decida que hacer?

No, porque él te dice, "Dame una guía de lo que quieres." Tu trabajo es darle a Dios la guía.

Q:¿Es la siembra una ley mayor que el diezmo?

Sembrar no es una ley. La siembra se hace en cooperación con el ser superior, así que si sólo estás sembrando, el ser inferior se puede sentir relegado. Entonces, como dije antes, diezma para el ser inferior, siembra para el ser superior, compártelo a través del ser consciente, y sé la fuente de abundancia y desbordamiento para todos a tu alrededor. Alguien puede llegar y decir, "Oh, por Dios, mi niño necesita arreglarse los dientes. Necesito cien dólares." Puedes decir, "Ten los cien dólares. No tienes que pagármelos. Arréglale los dientes al niño, y deja de preocuparte para que puedas hacer tu propia siembra adecuadamente.

Q:En relación con mi imán de dinero, ¿serviría mantener el 10 por ciento del imán y usar el 90 por ciento como siembra?

Puedes sembrar del imán de dinero o puedes diezmar del imán de dinero. Yo sembraría de él porque estaría aumentando mi suministro, mi retorno, y guardaría el 10 por ciento.

Cuando diezmas de tu imán de dinero, estás diezmando al imán de la iglesia. Cuando estás sembrando, no necesariamente estás sembrando al imán de la iglesia. Le estás sembrando a Dios.

Q:¿Se amplificaría la siembra si como grupo nos enfocamos en lo mismo?

Sí, pero si alguien contribuye con su duda, adivina que pasa. Es una duda amplificada. Por eso les sigo diciendo una vez más que reconectes tu poder con la gloria de Dios. Esto ocasiona que aparezca dentro de ti una convicción tan dinámica.

Mira yo amo esto. Lo he hecho por años, y nunca lo he querido compartir con nadie porque pensé, "Si comparto esto, puede que sea retirado." Así que sembré para darlo, y hace como un año, me comenzó a llegar que lo compartiera.

Q:¿Puedo enseñar a mis niños a sembrar?

Sí. Ellos reciben una mesada, así que haz que siembren de la mesada. Sembrar también les enseña bastante sobre el manejo del dinero. Los niños comienzan a darse cuenta, "No quiero sembrar dinero para un dulce. Quiero ahorrarlo y sembrar para este gran regalo de navidad." Así que aprenden como ahorrar y prepararse, y aprenden como postergar, o sacrificar por algo un valor mayor.

Escuché que si tienes dudas o pensamientos negativos, la siembra se haría negativa. Eso me asustó sobre sembrar.

Si tienes dudas, ello puede cancelar la siembra y no recibes aquello por lo que sembraste, y puedes sentir como que tiraste el dinero. Eso te detiene de seguir sembrando porque piensas que no funciona. Así que tal vez dirías: "Ya no vuelvo a sembrar porque lo hago negativamente." La solución es madurar, aprender a ser maduro, y manejarlo responsablemente. No hay manera de hacer esto más que hacerlo realmente.

Q:¿Qué haces con la parte humana que duda?

En el MSIA tratamos con enfoque positivo y pensamiento positivo. Con el pensamiento positivo, si tienes de repente un pensamiento negativo puf!!! se te va el pensamiento positivo. El enfoque positivo permite pensamientos negativos en el camino; no eres desviado por ellos.

Es importantísimo que cuando siembres, estés claro sobre lo que siembras. Ese es enfoque positivo. Es importante que no haya duda en ese momento porque la duda cancelará la siembra. Le echará bichos a tu cosecha. Por eso algunas personas no saben como trabajar la siembra. Están muy interesados en poner su enfoque en la duda.

Luego, una vez que hayas sembrado, si la duda se presenta, está bien. Sólo déjala ir. Sin embargo, no te enfoques en tus dudas ni seas manejado por ellas porque esto corromperá la visión clara interna, tu enfoque positivo en lo que quieres.

Es como tomar una semilla de trigo y ponerla en la tierra y regarla. En dos días no vas a escarbar para ver como está creciendo. Eso la mata. Nunca sacas esa semilla una vez plantada. Pero después de producir la cosecha, puedes tomar parte en la cosecha.

Es muy importante que tomes la cosecha de la semilla, o puedes bloquearte a ti mismo de recibir la cosecha, porque lo que tomas de la cosecha son más semillas para sembrar para otra cosecha. Si plantas trigo en el campo y sale, si no lo cosechas, no tendrás cosecha el próximo año. Así que debes recibir de lo que estás sembrando.

Personalmente, yo no pongo nada negativo en mi siembra. Simplemente no lo hago. Debes aprender por tí mismo como no hacerlo. De hecho, debes encontrar por tí mismo como todo este proceso funciona. Yo sólo te estoy dando algunos de los principios. Trabaja de tantas maneras diferentes que yo no podría comenzar a decírtelas todas porque está marcado por el camino kármico de cada quien.

Q:i siembro por algo y lo cambio y digo, "Esto no es," o no llega, ¿sigue la semilla activa?

Si, pero si dudas que lo puedas recibir, olvídalo y comienza una siembra nueva. Ve del trigo a la alfalfa. No vayas por un segundo campo de trigo, el cual ya has envenenado con tus pensamientos negativos y sentimientos.

Q:¿Cómo está conectada la siembra con la fe?

Cuando siembras para algo, actúas como si ya lo has recibido, lo que le abre un espacio para que llegue. Esa es una manera de actuar con fe. En la Biblia, hay una historia de una mujer que estiró el brazo y tocó la ropa de Jesús. Esta era una acción de siembra. Ella dijo: "Si toco su ropa, quedaré sanada." No fue: "Toqué su ropa, ahora estoy sanada." Lo dijo antes de tiempo, como un acto de fe, el cual es el proceso de sembrar.

El principio dice que obtienes diez veces el valor de lo que siembras. Luego, de lo que recibes, diezmas a la iglesia que es una manera de decir: "Lo obtuve. Y gracias, Señor, por la cosecha." Ahora siembras de nuevo. Tu diezmo no es una siembra. Sembrar es algo diferente dentro de tí, en donde construyes la fortaleza de tu fe y tus convicciones.

Q:¿Puedo sembrar para la salud de alguien?

Absolutamente. Lo haces igual que cuando siembras por otra cosa. Ves su buena salud, los ves con vitalidad, la plenitud de eso, y siempre lo haces para el fin más alto que a todos concierne. Envías el dinero – tal vez cinco centavos – y luego de repente las uñas se les enderezan, y ahora podrías saber que eso no fue suficiente dinero.

La buena salud es algo intangible, así que siembras la cantidad que sentiste por dentro. No es necesariamente un enfoque racional. Es más como un pensamiento irracional, donde dices: "Esta cantidad lo hará." Luego esperas de tres a seis semanas. En unas tres semanas algo debería comenzar a moverse. Si no, todo lo que te dice es que no hiciste suficiente. Así que mandas más siembra. En este caso, es aún parte de la siembra original; es que no diste suficiente para comenzar.

Si quieres algo en verdad grande, podrías sembrar una cantidad cada mes por doce meses hasta que llegue al punto en que eso te llega. O tal vez llegue con algo más.

Hay tantas maneras en que esto puede funcionar, y yo no las conozco todas. Pero sé que funciona de acuerdo a tí. Me gustaría que lo intentes y pruebes. Y si funciona, déjanoslo saber para que podamos tener una mayor información sobre como vivir esta vida mejor.

Q:¿Puedo hablar sobre lo que he sembrado sin decir que sembré para eso?

Yo no me metería con eso. Mantendría eso como algo muy sagrado.

Q:¿Puedo escribir para lo que estoy sembrando?

Absolutamente. De hecho sugiero que lo escribas para que lo puedas repasar como por una semana. Tal vez puedas repasarlo dos o tres veces en la mañana hasta que ya no lo tengas que repasar porque ya está dentro de tí.

Q:¿importa si doy el dinero primero y después lo escribo?

Envía el dinero primero porque eso te hace comprometerte para hacerlo. Si lo escribes primero, es posible que nunca obtengas un retrato perfecto. Dirás, "Pues, tal vez eso no está muy bien. Trabajaré en eso un poquito más." Envía tu siembra con la idea general de lo que es, porque Dios podría leer la intención del corazón y producirlo para tí en unas horas.

Haga click aquí para ver como sembrar paso a paso

Q&A with John-Roger, MSIA founder Live Q&A with Paul Kaye, MSIA President
Click here to ask your question